sábado, 13 de marzo de 2010

Medidas de prevención ante terremoto y tsunami


¿QUÉ HACER ANTE UN TERREMOTO?
ANTES:
- En primer lugar, por si acontece el terremoto, plantéese como reaccionarían usted y su familia; revise detalladamente los posibles riesgos que puedan existir en su hogar, en casa de amigos, en el trabajo, etc.
- En relación a la estructura del edificio, revise, controle y refuerce el estado de aquellas partes de las edificaciones que primero se pueden desprender, como chimeneas, aleros o balcones, así como de las instalaciones que puedan romperse (tendido eléctrico, conducciones de agua, gas y alcantarillado).
- Enseñe a sus familiares como cortar el suministro eléctrico, de agua y gas.
- Mantenga al día la vacunación de todos los miembros de su familia.
- Aseguren al suelo o paredes las conducciones y bombas del gas, los objetos de gran tamaño y peso, estanterías, etc., y fije los cuadros a la menor altura posible.
- Tenga un especial cuidado con la ubicación de productos tóxicos o inflamables, a fin de evitar fugas o derrames.
- Tenga a mano una linterna y un transistor (radio a pilas), así como pilas de repuesto para ambos.
- Mantenga en su casa algunas mantas, cascos o gorros acolchados, para cubrirse la cabeza.
- Almacene agua en recipientes de plástico, y alimentos duraderos.
DURANTE:
- La primera y primordial recomendación es la de mantener la calma y extenderla a los demás.
- Manténgase alejado de ventanas, cristaleras, cuadros, chimeneas y objetos que puedan caerse.
- En caso de peligro, protéjase debajo de los dinteles de las puertas o de algún mueble sólido, como mesas, escritorios o camas; cualquier protección es mejor que ninguna.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN TERREMOTO
- Si está en un gran edificio no se precipite hacia las salidas, ya que las escaleras pueden estar congestionadas de gente.
- No utilice los ascensores; la fuerza motriz puede interrumpirse.
- Si está en el exterior, manténgase alejado de los edificios altos, postes de energía eléctrica y otros objetos que le puedan caer encima. Diríjase a un lugar abierto.
- Si va conduciendo, pare y permanezca dentro del vehículo, teniendo la precaución de alejarse de puentes, postes eléctricos, edificios dañados o zonas de desprendimientos.

DESPUÉS:
- No trate de mover indebidamente a los heridos con fracturas, a no ser que haya peligro de incendio, inundación, etc.
- Si hay pérdidas de agua o gas, cierre las llaves de paso y comuníquelo a la compañía correspondiente.
- No encienda fósforos, mecheros o artefactos de llama abierta, en previsión de que pueda haber escapes de gas.
- Limpie urgentemente el derrame de medicinas, pinturas y otros materiales peligrosos.
- No transite por donde haya vidrios rotos, cables de luz, ni toque objetos metálicos que estén en contacto con los cables.
- No beba agua de recipientes abiertos sin haberla examinado y pasado por coladores o filtros correspondientes.
- No utilice el teléfono indebidamente, ya que se bloquearán las líneas y no será posible su uso para casos realmente urgentes.
- No ande ni circule por los caminos y carreteras paralelas a la playa, ya que después de un terremoto pueden producirse Maremotos o Tsunamis.
- Infunda la más absoluta confianza y calma a todas cuantas personas tenga a su alrededor.
- Responda a las llamadas de ayuda de la Policía, Bomberos u otros organismos de socorro.

¿QUÉ HACER EN CASO DE TSUNAMI?
¿Qué es un Tsunami?
Un maremoto o tsunami es causado por una perturbación submarina, normalmente un terremoto con epicentro bajo el mar. Un aluvión, una erupción volcánica y también un meteorito pueden causar un maremoto.
Los maremotos se pueden originar miles de kilómetros mar adentro; el altura de la ola que se forma puede llegar a los 30 metros de altura y la velocidad que puede alcanzar es de 720 Km/h.
El mayor riesgo es para las zonas que están hasta los 30 metros de altura sobre el nivel del mar y a menos de dos kilómetros de distancia de la costa
El maremoto o tsunamis se presentan como una serie de subidas y bajadas del nivel del mar, que se distancian entre 5 y 90 minutos entre sí.
Los efectos del Maremoto no solo se centran en el impacto de la ola que choca contra la playa, es la secuela también del retroceso del mar lo que continúa causando daño en las localidades.
¿QUÉ HACER ANTES...?
- Identifique un lugar elevado y varias rutas de evacuación (a pie y en auto).
- Si vive en la costa, averigüe a qué altura sobre el nivel del mar y a qué distancia de la costa se encuentra su casa. Las necesidades de evacuación pueden basarse en estos parámetros.
- Un terremoto, un fuerte ruido subterráneo, o una rápida subida o bajada de la marea son síntomas de que puede aproximarse un maremoto.
- Toda la familia debe saber cómo actuar, cómo cortar el suministro de gas, luz y agua, y los números de emergencia a los que pueden llamar de ser necesario.
- Establezca un punto de reunión, por si la familia se encuentra dispersa.
- Tenga a mano su kit de emergencia.
- Comunique a sus familiares de otras localidades adonde se dirigirá usted y su familia, para que sepan como ubicarlos luego del evento.
- Identifique medios de comunicación que proporcionen información sobre este tipo de sucesos.
- Siga las recomendaciones que brindan los organismos de Socorros, no difunda información sin criterio técnico, no difunda rumores.
- Participe en las capacitaciones comunitarias de preparación para desastres.

¿QUÉ HACER DURANTE...?
- Si escucha información de que puede haber un maremoto (tsunami) o detecta señales (alejamiento muy notorio del mar, movimientos sísmicos de gran intensidad), evacue ordenadamente el área de inmediato.
- Aléjese de la playa. No vaya a presenciar un maremoto. Si puede ver la ola, estará demasiado cerca como para escapar de ella.
- Un maremoto o tsunami es una serie de olas, por lo tanto no asuma que después de la primera ola el riesgo pasó. Las olas sucesivas pueden ser de mayor tamaño. Aléjese del lugar y no regrese a su hogar hasta que el peligro haya pasado totalmente.
- Esté atento a la información oficial, no preste atención a los rumores mal fundamentados.
- Busque reunirse con sus familiares en los sitios predeterminados.

¿QUÉ HACER DESPUÉS...?
- Vuelva a su hogar cuando los organismos de socorros hayan notificado oficialmente que terminó la amenaza y manténgase alejado de edificios dañados.
- Si al volver se encuentra con personas saqueando, no los enfrente solo, solicite ayuda a sus vecinos y a la Policía Nacional.
- Ingrese a su hogar con precaución, de ser necesario utilice una linterna. De ser posible, efectúe una revisión de las instalaciones eléctricas, agua, gas y teléfono tomando las precauciones debidas. Revise si hay cortocircuitos o cables a la vista. No conecte la energía eléctrica hasta que esté seguro que no hay daños o que un técnico electricista haya revisado el sistema.
- Abra las ventanas para secar el lugar. Saque con una pala el barro mientras todavía está húmedo.
- Revise el suministro de agua para beber. El agua y los alimentos pueden estar contaminados con el agua de la inundación, en ese caso no deben utilizarse.
- Si es posible, junte agua en tinas y otros recipientes, por si se corta el suministro. Hierva el agua que va a beber.
- Escuche la radio o la televisión para obtener información sobre la emergencia y posibles instrucciones de la autoridad a cargo.
- Ayude a las personas heridas o que han quedado atrapadas. Si hay lesionados, pida ayuda de primeros auxilios a los servicios de emergencia. Ayude a sus vecinos que tengan familiares de edad, impedidos o niños pequeños.
- Notifique a sus familiares de otras localidades que se encuentra bien trate de utilizar poco el servicio telefónico, para evitar que se sature
- Si tiene familiares desaparecidos notifique a los organismos de socorros para que procedan a la búsqueda.